Atención e Intención

La intención es focalizar, dar energía a un propósito, Coloquialmente se habla de buenas o malas intenciones, o sea de cómo se proyecta la energía para la consecución de un deseo, unas creencias, etc.
Nuevamente creo que el tema es: ¿desde dónde se proyecta mi intención?
Desde la perspectiva de la terapia que practicamos y entendiendo que el lugar en el que “nos instalamos” es nuestro centro neutral, poner intención o sugerir es evocar la expresión de la vida misma, no porque sea bonito, sino porque la vida misma lo busca y simplemente nos alineamos con ella, vamos a su favor.
Cuando la intención es ¡si a la vida!, apoyar que la vida florezca esta se convierte en una exploración de posibilidades, ir más allá de los límites, es ampliar espacios que en sí forman parte de lo que realmente somos.